Arturo Soria 336 destaca por su diseño y luminosidad.

Situado en el tramo más exclusivo de la calle Arturo Soria, combina la tranquilidad que proporciona esta zona de Madrid con una excelente ubicación tanto por su inmediata comunicación con el centro de la ciudad y su entorno financiero como con las autopistas de circunvalación de la capital.

Se trata de un edificio cuya construcción gira en torno a un amplio patio interior que confiere una gran luminosidad a las zonas interiores y destaca por el diseño, tamaño y flexibilidad de sus plantas que permiten optimizar el uso del espacio.

El color blanco de su fachada dota al edificio de gran visibilidad y representatividad, destacándolo de forma inconfundible entre los edificios de la zona para que cualquier empresa sienta que se encuentra en un edificio exclusivo y de calidad.